Mi hermana Complice Sexual

Hoy vi a mi “hermana del alma sexual” usted sabe que el ser que hace que hasta la pared y lo que sucede es que en total armonía con usted.

Me mudé a mi nuevo apartamento de un pequeño estudio amueblado menos cómodo. Invité a mi amigo para que me ayude. Han pasado más de seis menos que no nos vemos y que no dormimos juntos. Estaba estresado, sobre todo que hace mucho tiempo que no tenía sexo y aún más que no me complazco. Me siento ansioso cuando empiezo a hablar sin parar y hace una gran motivación limpieza de la casa. Por supuesto, se debe llegar a parar este hogar.

Por último, sin estrés ni presión más relajado en la forma en que siempre oímos tanto que asseoie en la cama él se unió a mí. Él va rápidamente hacia abajo entre mis piernas. Siempre hablando, acaricio. Siento que le encanta. Sigo a pasar mis dedos en su rostro. Yo juego con su perilla. Él es muy relajado. Me pide que le de un abrazo, me ejecuta. Es dulce. Me había olvidado de su dulzura. Puede ser tan torpe en sus palabras y en sus gestos licitar. Es desorientador. Me besa y me sonrojé como un adolescente que tuvo su primer beso. Él empieza de nuevo y no sé dónde estoy. Sus labios son suaves, delicioso. Me decidí a ahorcarme. Me tumbó en la cama, chupar mi cuello, y la respiración se lame en mis oídos. Estoy en total descomposición. Él baja y pone su cabeza en mis pechos que ama. Se lame mi consejos, chupar, morder ellos. Me lleva hacia arriba, sujetador para mí la sensación y chupar toda la boca. Ah esto es ser capaz de darme un orgasmo con sólo chupar mis pechos. Gemí cuando es bueno. Se quita la camisa y me siento su piel caliente contra la mía. Él me abraza. También quiero pasar mi lengua sobre su piel salada. Es bueno, me siento su polla dura contra mi muslo. Se frota contra mí. Quiero quitar los pantalones y descubrí un pene duro bajo un boxeador negro. Bromeé un poco. Dejé que mis pantalones vaqueros descubrió la pequeña joyería de hilo rojo. El bribón ama la ropa interior bonita. Me levanto para mostrarle. Le gusta mirándome con mi pequeña cadena. Él me consumió.

Se sienta en la cama, me arrodillo ante él el boxer deja ver la hermosa cola delante de mí que estoy a punto de chupar y demostrar todo el amor que tengo por ella. Lamo toda la longitud como una gourmet que lame su cono de helado, agarro su pene y lo chupo todo mojado, giro la lengua en que todos glande lisas y escucho el gemido de mi amante. Él pone su mano sobre mi cabeza y la empuja de abajo y atrás para comerla bien hasta el fondo, cuando la saco de la boca se me cae la baba en su cola, le deseo y la muerdo. He oído que me alienta a seguir para morder su pene duro. Me pide que meta en su totalidad su pene en la boca. Me dan arcadas, pero con toda mi buena voluntad y después de algunos intentos no puedo. Como usted probablemente ha dado cuenta, se trata de una gran polla, meterla entera en al boca, quiero disfrutarla en la boca. Así que sigo a la bomba. Lo miro a los ojos que excita al máximo en el punto alto. Acaricia mis nalgas, luego me pone un dedo en su vagina. Él mí los dedos al mismo ritmo que soy muy malo. Tengo calor. Me chupan más y más fuerte para que un dedo me excita. Dijo que ya no se puede sostener que va a disfrutar. Ojos brillantes que siguen a chupar y sentir su mano sobre mi cabeza mientras me da cuenca disparos en la boca y me siento los chorros de su rependre licor. Me encargo de todo golondrina lamer mis labios. Lo miro. Me besa y dijo que ahora es su turno, un aire determinado.
Estoy acostado con el fin de ver lo que hace. Está entre mis piernas y se sumerge de cabeza en mi coño. Besa los labios de todos, mis lame y me hace cosquillas en el clítoris con la punta de la lengua. Lo observo cuidar de mi coño a fondo. Se introduce un dedo, el movimiento observando mi reacción. Gemí. Me gusta este un dedo, me empezó a lamer y al mismo tiempo,
Lo adoro. Me giro. Esto me puso un segundo y estimula mi G usando los dedos. Me oigo gritar y me pongo a no responder a mí. Se continúa así durante un tiempo y paradas.

Me dijo “ponte en mi posición preferida.” sonreí y me puse en cuatro patas con la espalda bien arquea, ya que necesita brindándole todo el coño hinchado. Él pone su mano en cada nalga y me empuja su polla dura con un golpe seco me la mete entera y me quita el aliento, él me da otra embestida y me saca un grito. Me hace agarrando mis caderas. Escuchó mi gemido haciendo eco en la habitación. Se da palmadas en el culo y luego otra vez.
Miedo, no más abrazos. Él me folla como una perra y me encanta! Él continúa golpeando mi culo, lo que me gusta más. Siento el dolor, el placer, pero todo lo que sé es que me gusta y gozo como una perra.

Mentir completamente en la cama Me levanto mi culo ligeramente para facilitar el acceso a mi coño. Se ve, contempla, acaricia con su cola y me empuja. Apreté en la cama, trato de reprimir mis gritos en la almohada pero problemas. Yo vuelo .. “Estoy caliente. Mi cabeza está llena. Mi cuerpo se tensó. Distendido mi coño. Ella ama a sus disparos que le echaba de menos tanto. Contraigo mis paredes en su pene. Sé que le gusta. Cada vez más me siento contratación. Mientras él me hace la cola cada vez más difícil.

Se pone el brazo hacia atrás me mantiene fuerte. Ya no tiene ningún apoyo, sintiendo bajo su embestida, me suelto. Mis gemidos de placer son más fuertes. No puedo más. Pero él sigue llenar mi coño. Él tiene el placer de escucharme aceite. Finalmente me dejó ir. Estoy intentando superar mis emociones. No me doy cuenta muy bien lo que acaba de ocurrir. Se llevará agua. Es extremadamente caliente. Se sienta. Me levanto. Lo miro. Entonces subí encima de él, poniendo este hermoso pene en mí. Siento que me toca el fondo y me gusta! Me muevo lentamente la pelvis. Me mira tomo mi placer. Se admiraba la forma en que tengo que disfrutar de ella. Tomé sus manos para acariciar mis pechos al mismo tiempo. Me sonrió y veo este tipo mirada que amo. Me siento hermosa. Siento emocionante. Me siento vivo. En este momento estoy lleno de confianza en mí. Tengo un hombre que ama mi fruta y deja dominar. Cierra sus ojos para ser guiados por mis movimientos. Siento que se endurezca en mí. Me acelera. Me mantiene las nalgas. Escucho sus gemidos de placer. Veo lo lleve a su placer. Tomo la mía también. Veo la cara hacia abajo. Se vacía por completo en mí. Me tumbo en él, me toma en sus brazos y le dije gracias.

Autor entrada: casero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *