trio_con_la_mejor_amiga_esposa

Trio con la Mejor Amiga de mi Esposa

He visto ciertos relatos y creo que me han agradado, mas no lo quise gozar conmigo sino le afirmé a mi esposa que los leyese. Cuando los leyo quedo igualmente exitada que , y esa noche tuvimos un sexo como hace mucho no teniamos. Siempre y en toda circunstancia hemos prosigo algo pudorosos mas siempre y en todo momento nos ha agradado procurar cosas nuevas. Ella tiene ciertas amigas que personalmente me agrada como se ven y en ocasiones he fantasiado con ellas. En ocasiones le he dicho “jugando” que deberiamos invitarlas a jugar un tanto, mas únicamente se rie y me afirma que estoy orate, la verdad no insisto.

Una vez invitamos a una de ellas a tomar unas copas a un drive inn (servicio en auto) únicamente a fin de que nos acompañase a mi esposa y a mi, y a pasar el rato. La amiga lleva por nombre Carmen y mi esposa Teresa.

Tere, no es delgada esta rellena, es morena y su cara es fina y bonita. Sus pechos son grandes y redondos, me chiflan! Sus nalgas están levantandose con el ejercicio y se están reafirmando cada vez pero, se ve buenísima, con camisas ajustadas deja ver sus grandes y redondos senos.

Carmen, es un tanto similar a ella, igual tiene unas tetas bien ricas, grandes y redondas. A Carmen le agrada vestirse con escotes pero pronunciados con lo que me ha hecho meditar que se sentiria sujetarlos mas también me ha llevado a meditar como se verian esas tetas al lado de las tetas de mi esposa y evidentemente sobar esas 4 tetas y embarrarlas con mi semen.

Bueno, ese día estaba muy sosegado, en ocasiones veia esos ricos senos de Carmen mas solamante por verlos. También traia un pantalón blanco que le dejaba ver una enana tanguita y se le veian realmente bien el contorno de las nalgas. Jamás se habían visto esas nalgas así, mas igual únicamente recortaba a Carmen como cualquier otro día. Estuvimos unas cuatro horas en ese sitio y las 2 estaban tomando tal y como si fuera el último día que fuesen a tomar, prácticamente no tomo, mas 2 y juntas les agrada tomar bastante bien. Llego el instante en que se pusieron a danzar medio sensual mas todo normal, no era la primera vez que los 3 estabamos en esa escena. Después de esas cuatro horas y ya algo borrachas les planteé que nos fueramos y afirmaron que si. Carmen vive cerca de nuestra casa así que no nos desviariamos mucho, lo que si fue diferente es que mi esposa, para no padecer el mareo, decidio irse atras, con Carmen.

El camino era algo largo así que fue el tiempo preciso a fin de que después de ciertos chillidos en entorno se quedasen las 2 dormidas. Tere iba de mi lado y Carmen del lado del pasajero, en el asiento de atras. Carmen se inclino cara en medio cuando se quedo dormida así que por el retrovisor se le veian de manera perfecta esas ricas tetas, tal y como si estuviesen chillando que les chupase los pesones para sacarles leche. Las veia toda vez que podia, hasta sentia el chorrito de lubrificante salir de mi pene algunas veces. Inmediatamente antes de llegar a casa hay múltiples terrenos solos y algo distanciados de la urbe, con lo que el cielo se ve despejadísimo en esos lugares y no soportaba pero así que fingi que se me descompuso el carro. Levante el cofre, según lo revise y como no “encontre” nada me subi a la parte posterior con ellas, solo que lo hice del lado del copiloto, donde estaba Carmen. Evidentemente se despertaron mas al decirles que el carro estaba averidado no les importo y se hecharon a dormir.

Yo ya estaba caliente, y viendoles salir a las 2 las tetas de sus camisas no me aguante y empece a sobarle esos ricos senos a Carmen, pronto se le endurecieron los pezones mas no se despertaba. Decidi desabrocharle el pantalón y bajarselo poquito a poco, le baje las braguitas y comence a chupetearle la concha, mi esposa afirma que eso es lo que me sale mejor. Ella se desperto y comenzo a gemir haciendo movimientos frágiles para arriba y para abajo. Agarro a mi esposa del cuello y la comenzó a apretar con lo que también se despertó. Cuando la vi lúcida, pronto fui a ella y le levante la falda, le baje las braguitas así como se la comence a mamar. Yo, aprovechando las manos vacias, comence a masturbar a Carmen. Las 2 estaban muy exitadas y después se empezaron a besar y a sobar las tetas, una a la otra. Me sente en medio de ellas y para mi sorpresa se incan las 2, me bajan los pantalones, me sacan el pene y me lo comienzan a chupetear.

Yo primero le quite la camisa a mi esposa, entonces el sosten para sobar sus tetas. Entonces hice los mismo con Carmen. Levante las caras de las 2 a fin de que se enderezasen y se prosiguieran besando, ahora sus pechos se juntaban haciendolos parecer pero redondos, ya empezaban a sudar un tanto. Yo, mientras que, las masturbaba con las 2 manos. A Tere la movi cara el extremo del lado del conduzco, a Carmen la puse en medio y atras de ella. Carmen le mamaba la concha a Tere y yo por atras se la metia a Carmen en su vagina. Sentir su vagina calientita, lubrificada y en la forma como se movia, hizo que prácticamente eyaculase. El saber que era Carmen me cara exitarme pero, creo le di unas cuatro nalgadas y eso la exitaba pero eso cara que se la chupase pero rico a Tere.

En instantes se la sacaba, descansaba un tanto y después, seguía metiendosela, fue algo riquisimo.

Después, cambiaron de sitio. Cada vez me costaba pero trabajo soportar la eyaculacion, era tal y como si tuviese que contener litros de ella. Para soportar un tanto pero, hice que se moviesen y se acomodasen en un sesenta y nueve, todavia acordarme de eso hace que me exita. Las 2 se comenzaron a desplazar pero rápido y empezaban a gemir pero de prisa. De súbito chillidos de las 2 muy exitadas!! Se levantaron y me la empezaron a chupetear, les afirmé que me masturbaran, ya no soportaba pero, cuando de súbito senti como me corria el semen hasta salir del pene, que rico me corría! Les tire la leche en los senos de las 2 que estaban juntos. Ellas se lo empezaron a embarrar con sus manos, una en las tetas de la otra tal y como si fuera aceite para el cuerpo muy sensual y las asista un tanto haciendolas que me chupasen los dedos.

Al concluir no fue pero que reir un tanto. Me quede unos 5 minutos sobandole las tetas a las 2, y me preguntaban sonriendo, como fue que paso?

Me pase al sitio del conductor y “prodigiosamente” el carro encendió. Esa experiencia hizo a mi esposa pasar de un estado reservado a hacer otras cosas que pero adelante les voy a contar.

Autor entrada: casero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *